miércoles, 30 de diciembre de 2009

Nugget

0 burbujas y comentarios!!
Se abre la cortina. F y A van por los pasillos de un supermercado.
F: Que raro me siento, no me parece que se acerque el fin de año.
A: A mí tampoco. Creo que hasta no tener la boca llena con 10 uvas y aún esperar a comer otras dos, me daré cuenta que viene el 2010.
F: uuy, yo hasta no tenerlas en la cabezota.
A: Pero seguramente siendo una persona distinta, igual que todos los años.
F: Al menos no voy a tener la boca llena y podré felicitar a los demás.
Todos ríen.

jueves, 24 de diciembre de 2009

Nugget navideño

0 burbujas y comentarios!!
Cuando eramos niños esperábamos navidad para recibir los regalos de Santa, ahora han pasado los años y con esas mismas energías esperamos la cena de noche buena (espero).
¡Felices fiestas decembrinas a todos!

lunes, 21 de diciembre de 2009

Hasta que la muerte nos... aburra!

1 burbujas y comentarios!!
Esta es la trágica historia de un amor que no se enfrenta a obstaculos, de una pareja que vive felizmente enamorada despues de taaanto tiempo de estar juntos pues discuten cada cien años. Es la historia de los Cullen, Bella y Edward Cullen.
Ahí esta la bellísima Bella de Cullen mirando la televisión en su casa nueva, hoy es su aniversario número 70 y eso le hace recordar inumerables cosas que han vivido juntos. De pronto unas imagenes le asaltan de sus días antiguos, de sus días cuando arreglaba esas motos con Jacob y de cómo el entrometido de su ahora esposo se le aparecía por todas partes. Entonces se detiene la imagen, ella se levanta y saca el dvd de Luna Nueva del reproductor y lo limpia. "Estos DVDs viejos, siempre se rayan" piensa Bella. Una vez que recobrara la calidad el disco se reanudan las imagenes de nostalgia.
Pero su mente viaja a tiempos más allá de los que se muestran en esa rídicula adaptación de su vida, el momento de su boda con Edward.
Bella recuerda que era una boda privada, los invitados de Edward estaban encadenados a sus asientos. Pobre Bella, por más que su papá se esforzó en bordarle ese vestido blanco que la hacía lucir como un ángel, esos vampiros estaban atentos en las bancas de junto, sus invitados mortales.
Fue una ceremonia larga, el padre Felipo, encargado de unirlos en sagrado matrimonio, no aparecía por ningúna parte. Llegó una hora tarde medio borracho, Alice explicó en la fiesta que era la única forma de hacerlo traer sin que le pareciera extraño el resplandor que emitía la piel de Edward (la boda fue al aire libre en un jardín de cactus, un capricho de la mamá de Bella).
Las palabras de los votos fueron sustituidas a modo de que los vampiros presentes, entre ellos la pareja no se ofendiera. No se usó esa formula de "hasta que la muerte los separe" sino esos de "y prometo serte fielen las alegrías y en las penas,en la salud y la enfermedad,todos los días de mi vida".
En ese momento la palabra "todos" sonaba fácil, era una palabra rápida y ellos tenían la urgencia de irse de ahí tan rápido se besarán. Pero en la práctica despues de 70 años le sonaba como toooooooooooooooooooooooooooooooooooooox70dooooooooooooox1000s los días de su vida.
Oh, ahí está Bella y Edward en la cena de su aniversario 130.
Es una cena muy romántica decorada con el David de Miguel Ángel que le pertenecía a Edward (en el 2050 descubrieron en la base una inscripción que decía: "para mi cuate Edward Cullen de Mike") y otros cuadros del romanticismo. Ese día invitaron a su hija que llevó a su quinto matrimonio. Ella se sorprendía de cómo sus padres habían podido vivir juntos tanto tiempo. Como siempre la cena de aniversario cayó en rutina. Edward platicó de cómo conoció a Bella, la hija los adulaba acerca de su resistencia, el esposo de su hija se tuvo que ir por cuestiones de trabajo. Lo único diferente era Bella, que contemplaba la copa sin haberle dado ni un sorbo.
Una semana más tarde cuando acampaban en la cima del Everest Bella sintió unos deseos inhumanos de arrojar a Edward por el borde. Se espantó por un momento de ella misma, pero se sintió bien de tener un poco de picardía ese día, había olvidado lo que se sentía eso. Entonces extrañó su lado humano, ese que resaltaba su belleza, que se basaba en sus errores y la capacidad de superarlos, tanta perfección en su vida ahora le daba nauseas.
Esa misma noche dormían a la orilla del tíber. Bella se levantó en medio de la oscuridad y huyó.
Corrió tan rápido como pudo y se dijo: voy a ser mala. Así como así, nuestra Bella paso a ser de un dulce corderito colmilluda a una vampireza de esas de verdad como los cuentos antiguos, que no se andaban con mariconerías de escarchas a la luz del sol sino que se enfrentaban al terror de convertirse en piedra. "Esos si eran valientes" decía mientras se servía una copa de sangre que le exprimió a un cantinero. La copa cayó al suelo y se rompió en pedazos. "Otra vez tú, te he dicho que me dejes en paz y dejes de espiarme" Bella le gritó a la imagen mental de Edward que la perseguía en todas las esquinas. "Bella, tú no eres así, regresa conmigo, te tocaré algo en el piano y todo será como antes", Edward se agacho a recoger los pedazos de la copa pero era una imagen y no podía tocarlos, siempre se le olvidaba. "No, no quiero que me toques nada en el piano, o que me lleves al fondo del atlantico, o que me cocines las comidas más sabrosas del mundo, o que me leas tu colección de escritos platónicos originales, o que me columpies por las copas de los árboles o que... gosh! realmente eras perfecto, que aburrido, dime ¿en qué modo me complementabas si ya eras todo? ¿en qué se basaba nuestro amor?" Bella lo había entendido todo, entendió lo absurda que era su historía de amor; una conspiración comercial, pensó. "Bella, tú eras aquello que me hacía inperfecto" y sonrió Edward. "Eres un estúpido, no te atrevas a acercarte a mí".
Pero las apariciones continuaban de modo que terminó por volver loca a Bella. Ésta acabó en un manicomnio de Austria donde los internos descubrieron su naturaleza vampírica y la quemaron.
Edward sintiendo culpa por la muerte de Bella fue a que los vampiros le dieran la muerte para morir por el amor de la bella Bella Swan.

viernes, 11 de diciembre de 2009

sin palabras

0 burbujas y comentarios!!




















Un trote siniestro sucumbió las escaleras hacia el apartamento 222 de la avenida Eastman. Con un pensamiento caduco, que olía más a recuerdo y una chaqueta empapada de una lluvia invernal abrió la puerta forzando la cerradura con una varilla metálica. Los muebles se desplomaron al contacto airoso del delincuente. Con la propia respiración desbarataba la decoración del piso y se movía como un depredador persiguiendo a su presa. Debajo del colchón de la cama lo encontró. Tenía la pasta verde y letras doradas que apenas dejaban leer: “Milagros robados”.



Una pistola era lo ideal para matar a una persona o un perro, pero para matar un libro habría que silenciarlo para siempre. Éste no era un asesino cualquiera, sus botas negras paseaban su gran peso por el departamento hasta llegar al baño. Tenía el libro en una mano y con la otra hizo los preparativos correspondientes en la tina. Tapó la coladera, abrió la llave de agua caliente y depositó al libro en el suelo de PVC blanco. “Tus últimas palabras” le espetó con el sudor en la frente salpicándole de ansiedad.



El asesino de libros se sentó en el borde y abrió el libro dejando ver la última página, tapó los párrafos contiguos y se enfocó en los últimos.



La noche burbujeaba destellos de luces en el camino. Burana, la chica de mis sueños estaría ahora en Brasil bailando capoeira o bebiendo alguna bebida exótica.

Yo me dirigía a lo más profundo de la ciudad en busca de algo que ni siquiera me daba por enterado que había perdido. Ya no existen los milagros, balbucee en mi mente.

Detuve el auto en ipso facto y me conduje entre la maleza hasta el puente. A mis pies me esperaba inpaciente mi funesto destino, agua corriendo con prisa por llevarme al otro mundo. Y como unos centavos caen a la banqueta para dar suerte a otra persona, así me arrojé a las profundidades de lo desconocido para traer infortunio y así mi venganza estará completa.



Las púpilas saltaban de una palabra a otra hasta leer el texto completo en cuestión de centésimas de segundos, él siempre fue un ávido lector. Cerró el libro que ahora estaba cubierto por el agua. Hizo presión con su mano para ahogar las palabras que pudieran susurrarle algún socorro. “Éste pudo ser el último de su especie, algún día podré dormir tranquilo”.



Todo el cuarto quedó impregnado de los pequeños trozos húmedos del libro, como una plaga de moscas, de esas moscas diminutas que les salen a las frutas en su tiempo de descomposición.



Salió de la escena del crímen y se unió a la rutina de la calle mientras la noche burbujeaba en luces y ruidos, y en el suelo empapado se reflejaban los altos edificios. Su mente perturbada sólo podía pensar en la cantidad de libros que se estaban leyendo en ese momento, eran goteos continuos de voces que le taladraban la consciencia. Algún día dormirá tranquilo, pero esa noche aún había mucho trabajo que hacer.

martes, 8 de diciembre de 2009

Impalaya

2 burbujas y comentarios!!



¿Qué es un impalaya? De acuerdo a los diarios de Gassman Vidar, en sus travesías por los continentes perdidos de Bunyan, se topó con la creencia del impalaya. Es un animal fantástico mandado por la magía del universo para cazar soñadores y cumplir deseos. Cuando encuentra a su presa los ojos se le cambian de color.
"Cuando deseas algo, el universo conspira para que lo consigas"

domingo, 29 de noviembre de 2009

miércoles, 11 de noviembre de 2009

La vida en un juego de niños

1 burbujas y comentarios!!
muchos, originalmente cargada por carlosrubi.

A veces, quisiéramos que la vida viniera en forma y colores de un juego de niños. Sólo por un día. Sólo por un momento.

martes, 3 de noviembre de 2009

anécdota de una noche de halloween de "La tortuga"

3 burbujas y comentarios!!
Pasó casi toda la noche de halloween vestido de tortuga, viendo películas de zombis baratas y muy díficiles de conseguir en su cuarto comiendo pistachos. A él esas de zombis se las facilita su primo... él las hace con sus amigos.
Su más reciente producción fue "Los muertos no tocan banjo". En la cinta si tocaban banjo, hasta la armónica. Era una historia bastante chula acerca de un grupo de chicos que quieren armar una banda; uno de ellos llega un día con un banjo que había conseguido en una venta de garaje por una cantidad absurda. Al momento de tocar una canción éste se convierte en un zombie, pero en lugar de comer carne se alimenta de la música country. Los efectos son bastante caseros, sandías reemplazan cabezas y zanahorías pedazos de dedos. Queso fundido y un poco de jarabe de maíz con pigmento rojo, cosas de ese estilo.

En medio de la cuarta película pasó lo que pensó que iba a pasar. El timbre sonó, y se escucharon las voces de unos niños pidiendo su tanda de dulces o si no... Bueno, cuando él tenía esa edad el "o si no" era desde huevazos a una pistola de agua llena de algún líquido desagradable, inórganico por supuesto. Con esos terribles recuerdos de una infancia con un amplio historial delictivo cogió unas paletas y se apresuró a llegar a la puerta.
En efecto, eran los pequeños vecinos de a dos casas de la suya. "Eres patético" dijo uno de los pequeñines. Él se les quedó mirando un rato, ambos se miraban por un rato. Y despues de ese rato los cinco niños acordaron de invitarlo a su fiesta de halloween. Era en la cuadra de atrás en casa de una de sus amigas... la idea no le pareció tan mal, habría refrescos y comida gratis, además ya tenía disfraz.

El grupito de niños lo constituían un hombre lobo, que parecía más bien un gato con botas; una brujita, un espantapájaros, una niña delfín y una calabaza.

"Heme aquí, en una fiesta infantil, robándome un perro caliente y un chocolate caliente en noche de halloween vestido de tortuga (no ninja, sólo tórtuga) y con una chica linda a mi lad..." Espera, ¿habrá dicho "una chica linda a su lado"? Él mismo corroboró sus propias palabras y era verdad lo que había dicho. Resultaba la hermana de la niña delfín. "Yo misma le hice el disfraz" aunque para ella era una chica tiburón.
Eran los más grandes en la fiesta así que subieron a su cuarto y él le invito unos pistachos que tenía en el bolsillo.
La conversación los condujo a pensar en ¿qué era lo más emocionante que habían visto a través de una ventana? "Puede ser cualquier tipo de ventana, hasta una ventanilla de avión" le reiteraba ella. A nuestro amigo La tortuga se le ocurrió un chiste bastante ridículo, pensaba en usar "la ventana indiscreta" (no la de hitchcock por que él no la había visto, sino la de Christopher Reeves) para decirle que lo más emocionante había sido un asesinato. Claro que un asesinato no es emocionante, pero que tonto, es un acto terrible, espantoso y cruel. Al ver que no respondía, ella se animó a contestar. "Un volcán" le dijo que fue hace seis meses desde la ventanilla del avión volando a Maui.
Él la invitó a ver películas de zombis a su casa, pero tenía que cuidar a su hermanita.
"Supongo que en otra ocasión" él le dijo mientras salía al patió donde se despidió de su tropa de monstruos.
Llegó a su cuarto y pusó otro DVD, aunque no vió la película por que estaba pensando en todas las ventanas que había visto en su vida... eran bastantes. A todo esto ahora puede decirle a sus amigos que se divirtió la noche de Halloween.

martes, 29 de septiembre de 2009

miércoles, 9 de septiembre de 2009

El camino hacia la niebla

0 burbujas y comentarios!!
Aunque parecía un grito homogéneo, en realidad fue la percusión de muchos con diferentes motivos. Magdalena, mi hija, ha gritado de susto; mi esposa Daria gritó en desaparición y alguien más en una terrible angustia también gritó. Debido a mi pronta caída, el aire no me alcanzó a tomar un grito. Sin embargo, sé que fue ahogado y ligero, sólo para mí y para la eternidad.

Esa noche me perdí el partido de futbol, la película de la tarde, la primera palabra de mi nieta y algún raspón al deshierbar el pasto. Son cosas que cualquiera podría predecir, sobre todo en mi estado.

El paso del tiempo ha despedido un olor desagradable. En la calle la luz se ensombrece con la venida de la noche. Pasan tan pocas pisadas de gente, de caballos; sólo las hormigas pasan por este camino.

He visto a mi gata envuelta en siluetas ondulantes como cuando el calor se refleja en la lejanía.
No pasó nada al frotarme los ojos, aquellas paredes fantasmales seguían custodiándome. El ambiente se ha embriagado de neblina y nada se ve claro.

A veces, cuando se nos nubla la vista caminamos a tientas para no tropezar. Pero esto es distinto. Los pies en que tocan el suelo y en que se sumergen en una espesura inquietante te hacen preguntarte: ¿no estoy cayendo? Y si lo hago, a dónde y por qué se me impide.
Sentí que una mano me tomaba del hombro, y luego miles, y luego dejé de sentir.
Pero como siempre un cosquilleo como preámbulo de las sensaciones desconocidas y de aquellas desgracias también se hizo presente. Todo lo demás fue luz iluminando la noche más oscura de mi... ¿vida?.

Un ventilador de techo, se difumina, una silueta corriendo, se difumina, árboles corriendo alrededor de mí, se difuminan, un ambiente fúnebre, se esclarece.
De pronto una sonrisa también se dibujó borrando unos labios que caían por el peso de las lágrimas que se colgaban de las mejillas. Era mi hija, no lo podía creer.
Salté de la caja y vi a todos congregados frente a mí vestidos con trajes de luto y caras de susto. Algunos corrieron, algunos cantaron, pero como siempre hubo aquellos que gritaron.
Y aunque me parecía un grito homogéneo, en realidad fue la percusión de muchos con diferentes motivos. Magdalena, mi hija, ha gritado de gusto; mi esposa Daria gritó de consolación y alguien más en una alegría insólita también gritó.

lunes, 7 de septiembre de 2009

Lo perfecto es lo de todos los días

2 burbujas y comentarios!!
Ramon Orlando y su banda Escuchar la radio mientras manejas tiene muchas consecuencias. Aunque no hablaré acerca de sus desventajas, sino de lo bueno que esta actividad puede dejar. Desde encontrar un buen chachachá hasta aprender de algún poeta francés que en tu vida volverás a escuchar. Algo parecido me pasó la otra vez que escuchaba una estación de música cultural, aùn me debato si fue una de esas ventajas, cuando me topé con una canción que bien se podría usar como defensa cuando la literatura feminista se desborda sobre la conciencia popular.

Es bien sabido por todos que el pasatiempo favorito de las chicas es visualizarse a su hombre ideal. Y no faltan autores listos que se vuelven millonarios a costa de ese factor. Uno de esos casos es la escritora S. Meyer, autora de la serie Crepúsculo o Twilight si queremos ir al título original. Aquí nos encontramos con una revisión a Bram Stocker y un quítate que ahí te voy. Ese conde Drácula, frio y resentido está de lujo pero, ¿sabes que? Como que le falta algo… a si, el “Amarican way” (el estilo americano). Entonces tradujo está sinfonía de horror para un contexto digamos más "chic".

Las mujeres enloquecieron por el actor, pero quizá también por la carga simbólica que el personaje al que protagonizó le confiere. Es un tipo perfecto, hasta te sirve de accesorio a la luz del sol. Si, Edward Cullen (vampiro protagonista de la serie de Crepùsculo) es atlético, guapo, brilla en el sol, da seguridad, está cuando lo necesitas, te escucha y todas las características que tienen los vampiros en onda y por ende las parejas perfectas de las chicas.

Y es aquí donde construyo el dialogo entre la novela y la canción donde si de buscar perfección se trata, el amigo del cantante al parecer también encontró a la chica ideal. La canción es "te compró a tu novia" y la autoría me parece que es de Ramón Orlando. En ella el autor figura como uno de los recientes... teóricos acerca de la idealización masculina hacia una mujer perfecta, obviamente disfrazándolo con un tono guapachoso para el deleite de todos.
Él nos dice que una mujer ideal es aquella que es “linda y apasionada, y es buena y adinerada, no cela nunca por nada y sabe hacerlo todo en la casa”. Una estrofa donde como lata de embutido nos trae superioridad de género o machismo, pensamiento posesivo y el peso materialista sobre lo humano. En pocas palabras, ésta chica ideal es una idea tan reveladora como lo es de aterradora.
Y sólo por poner unas más: “No sale ni a la esquina, no habla con la vecina, no gasta y economiza y todo lo resuelve tranquila”.
Y con chicas así ¿para qué quieres una pareja?... ¿verdad?

Mi conclusión, para despejar este choque de géneros, se define con que es ilusorio e inútil arrojar la piedra al agua y desear una pareja tan perfecta como las de estos ejemplos. Primero porque son las debilidades del otro que permiten que los dos se complementen y segundo por el simple hecho de que no existen y si los fabricaran así sería la cosa más aburrida del mundo. Siempre tratamos de buscar la perfección pero sabemos que no la vamos a encontrar por eso idealizamos, para poder comparar atributos, el problema está cuando otros (los autores referidos por ejemplo) hacen esa tarea por nosotros. Por eso no hay que dejar que quieran comercializar con nosotros vendiéndonos sus ideas baratas sobre las cosas.

domingo, 9 de agosto de 2009

Sinestesia

0 burbujas y comentarios!!
Hoy aprendí una nueva palabra gracias a este corto. Sinestesia,
Cuando sientes algo desde un sentido al que le corresponde otra función. Como se muestra en el video, el niño determina el color del disco con el olfato.
saludos!

sábado, 8 de agosto de 2009

Pesa el pesimismo (presa del pesimismo)

5 burbujas y comentarios!!
Me han obligado a confesar una verdad atroz: No sé vivir. Aún así ¿quién vive en estos dias? Esa canción de Louis Armstrong es díficil de recordar, sobre todo aquella frase de que es un mundo maravilloso. Quizá lo sea, pero si lo vieramos como forma y fondo, desde la forma es bellísimo, el fondo es insulso. La cosa es que creo que necesito un vicio para fatigar mi ansiedad, pienso en el cigarro pero es un hábito que considero tonto. No, un vicio no, que idea más tonta; mejor me convendría másticar un chicle.
Hoy el día es tan claro como la noche, sólo vemos lo que es conveniente. Llevamos la vista inflada, de hecho todo inflamos, desde la conciencia y hasta las deudas. Todo excepto el porvenir.

Mi esposa me ha dejado, le dije que no quería tener un hijo en las condiciones en que están las hojas del periodico o el brillo de la pantalla a la hora de los noticieros. Ella anhela un hijo más que un anillo de bodas y así como así se acabó todo. Pero no me gustaría sentir la pena de ver a mi hijo secuestrado, o víctima de un asalto, o peor aún de un vicio. Pero creo que tengo que acostumbrarme a esa idea por que a las chamacas les baila la idea de tener niños y pues a mi me bailan las chamacas. Y por otro lado, no me gustaría andar solo por el mundo.

Tal vez esa sea otro síntoma de que no sé vivir. ¿Y cúal es la consecuencia del descuido en mi manera de vivir? En primera, siento que tengo una especie torcida de autismo. Hace unos días sólo he podido comunicarme exitosamente con el casero que me vino a cobrar la renta y ya lo puedo considerar amigo íntimo. Tengo en el bolsillo de mi camisa un boleto de cine con un garabato que intenta circular el número de la sala. Me debato un rato entre que si puedo saber la personalidad de la señorita que me vendió el boleto o que es imposible. Así que lo veo sin llegar a ninguna conclusión (muchas cosas pudieron incidir en la fabricación del garabato) y lo aviento a mi colección de boletos. Me frotó la frente, me inclino sobre un estado de somnolencia y de repente despierto. Frente a mí sigue prendida la televisión en el canal donde pasan al correcaminos y donde justo se están yendo a comerciales para anunciarme una crema para la calvicie, el spot es chistoso y me da tanta risa que se me ha olvidado que estoy viendo al coyote.

Soy la prueba viva de que algún sistema, de esos que indirectamente nos afecta, no funciona. Quizá el de justicia o el social. Hay tantas normas con la gente, sólo buscan excusas para evitar tener contacto con otros. He ahí el problema, nos hemos convertido en una sociedad tan extendida pero con un sólo centro, la propia individualidad. Sólo importamos nosotros. Las personas son medios, son contactos, son amistades que sirven para alhagarnos, elogiarnos, que están para divertirnos, para servirnos de compañía o de juguetes parlantes y fabrica de emociones y sentimientos. Nos importa tanto el dilema del yo ante los otros, los otros ante el yo... pero siempre yo.

Si hay algo que odio son aquellas personas que creen saber todo acerca de tí por que cometiste una equivocación en una sóla ocasión. No importa si te has aferrado al estudio, al trabajo todo el tiempo y el único día que decidiste faltar para liberar tensión... no, ya eres un inpuntual Doug, un irresponsable Doug. Les digo, las personas deberían de subestimarse un poco.
Sí, lo admito, no estoy acostumbrado a tener amigos.

Y esto es en lo que me ha convertido el nuevo siglo, un hermitaño que se sienta en su departamento a escribir pestes... Que me ha crecido la barba, que mi frente se frunce cada vez que amanece y que los dientes se coloran en cada lavada; pero sigo siendo tan lucido y es más, estoy en la edad de la revelación. A mi edad todo se ilumina. Todo se torna claro y podemos ver las cosas tal cual son, tal cual fueron y lo tontos que fuimos en un pasado. Ójala pudieramos saber que tanto vamos a ser en un futuro. Me conformo con imaginarme que seré aún más tonto. Quizá me enamore otra vez, quizá consiga trabajo, quizá me echen por no pagar la cuenta en un restaurante. Al menos tenemos al presidente para echarle la culpa, o a la bola de ilusos que votaron por él, o que nomás votaron.

Ójala no hayan perdido su tiempo leyendo esto, pero uds no se preocupen, sólo piensen que afuera sigue brillando el Sol, que hay más chicles negros en la banqueta, que los pájarillos siguen cantando, que se hacen más y más camisas con estampado del Che y su gorro. Ya saben, de esas cosas que le hacen bien al estomago de uno. Al fin y al cabo todos podemos dormir cantando una canción al final del día. Yo cantaré esa de Armstrong ¿y tú?

viernes, 24 de julio de 2009

Las burbujas en el café seguían dando vueltas...

2 burbujas y comentarios!!
Ten en mente cada detalle de nuestro encuentro. De modo que al recordarlo sólo falte la realidad percibida por los sentidos, que hasta ahora sólo sirven de téstigos. Yo te podría ayudar, pero quizá lo distorcione un poco.


Recuerda como tomabas la cuchara de tu café con la mano izquierda y con la derecha te quitabas los mechones de cabello que te cosquilleaban los ojos. A lo mejor tambien notaste como te miraba fijamente y ponía atención a cada palabra que salía de tu boca, cada frase que formaban y cada idea que escondías entrelíneas. . Y que al mirar tan detenidamente, me percaté de una línea delgada de lágrimas que tímidamente guardabas en la orilla de tus ojos. No te olvides de tus manos temblorosas que a modo de distracción doblaban la servilleta una y otra vez hasta desbaratar las esquinas. Como yo, recuerda que en casi todo el tiempo que llevamos ahí reusabas verme directamente a los ojos, bajabas la mirada, pero me veías por el reflejo de la mesa. En silencio me decías que estabas confundida y no creías en lo que hablabas


Tambien los detalles ajenos menos necesarios, como la puerta del establecimiento que se abria y cerraba con frecuencia y la algarabía de la gente, sobretodo el grupo de la mesa junto a la ventana que hacian risa coral, o el niño que se escapó de su silla y vino a nuestra mesa, te miró con ternura hasta que su mamá lo jaló de la mano y nos ofreció una sonrisa ruborizada.


Toma tambien nota de esto, que tu última oración antes de levantarte y salir sin despedir (¿o todo el encuentro fue una despedida lenta y dolorosa?) no la completaste, ibas a decir algo, se escurrían letras, te temblaban los labios y de pronto se cerraron, subiste la vista y te pasaste la mano por los ojos. Luego simplemente te fuiste y me quedé con un espectro de tí frente a mí que perdía opacidad durante la media hora que me quedé en el café pensando: a lo mejor regresa.


Pero no lo ibas a hacer. No lo ibas a hacer por que cuando caminaste a la puerta te quedaste parada diez segundos y al salir esperaste en la banqueta cinco minutos mientras hablabas con alguien por celular. Luego un coche negro te ofreció el asiento del copiloto, cerraste la puerta y besaste al conductor. De ese detalle si quieres puedes olvidarte, pero de todo lo demás mantenlo presente en tu memoria y visitalo de vez en cuando, yo sigo ahí sentado en el café de la calle 18 contemplando una silla y bebiendo los minutos amargos de la soledad.

martes, 14 de julio de 2009

shoreline

0 burbujas y comentarios!!
shoreline, originalmente cargada por carlosrubi.

A veces lo más fascinante de una ciudad aparece en sus construcciones. Los dejo aquí con la vista de la bahía de Cancún, es decir, su skyline, en una fotografía reciente.

lunes, 29 de junio de 2009

viernes, 12 de junio de 2009

3 Nuggets

1 burbujas y comentarios!!
Los nuggets son anotaciones y pequeñas ideas de deshecho, sacados de la basura para aquello del reciclaje.

1.- Hoy todos parecen estar demasiado cuerdos para... (completa la frase)
ejemplos: Salir a cantar en los camiones.
Hacer un maratón de videojuegos viejos.
Aplastar bolsas de cheetos hasta que se hagan polvo y usarlo de aderezo para la
fruta.

2.- Ayer soñé con Rocío Durcal. Eramos novios y nos ibamos a casar, pero de repente ella se fue al mar en un submarino. Ya la extraño.

3.- Si las letras de las canciones de Luis Miguel fueran diálogos de telenovela:

María Angélica sale de la habitación con su maleta hecha. Felipe Antonio no había terminado de comer y la mira atónito acompañado de un estruendo de tambores y cuerdas de la música de fondo. Se levanta de su asiento y corre hacia ella.

María Angélica:
"Aléjate de mi, no hay nada mas que hablar, contigo yo perdí,
ya tengo con quien ganar"

Sin decir más levanta su maleta y se dirige a la puerta, pero Felipe Antonio la detiene del brazo y le clava su mirada desconcertada.

Felipe Antonio:
"María Angélica, eres como un potro sin domar"

María Angélica (se libera de su mano):
"No existe un lazo entre tú y yo
no hubo promesas, ni juramentos, nada de nada".

Felipe Antonio entiende que la ha perdido y se quita del camino con la mirada vencida,
le abre la puerta y la escucha marcharse hacia su auto.

Felipe Antonio
(mientras cierra la puerta, lleno de despecho y el semblante de orgullo):
"Si no supiste amar, ahora te puedes marchar".

jueves, 11 de junio de 2009

En sus propias palabras... Terry Gilliam

0 burbujas y comentarios!!
Terry Gilliam habla sobre su más reciente película, Tideland, en una entrevista para Mtv. En ella trata tambien acerca de que, a pesar de los intentos de Rowling por que dirigiera una Potter-licula, éste rechazó el trabajo por sus diferencias con el estudio. Lo que cuelgo aquí es una parte que me llamó la atención.

MTV: A lot of fantasy films like "Chronicles of Narnia" and "Harry Potter" push along the lines of true darkness, but they would never cross it. Does a fantasy film need to acknowledge that sometimes dreams can become nightmares?

Gilliam: Unfortunately, most fantasy movies don't disturb people; they're escapist stuff. I'm trying to avoid escapism — one can be imaginative, one can show all different versions of the world, but I like trying to make people think and react, as opposed to just feeling good and floating off into a magic world.

Para leer la entrevista completa.. aquí.

miércoles, 10 de junio de 2009

La búsqueda - El increíble caso de El hombre de los mil nombres pt1

0 burbujas y comentarios!!
El viento soplaba hacia el este. Ella siempre buscaba ir en contra de la dirección del viento, así evitaría ser sorprendida por los susurros de malas conversaciones y revueltas que siempre arrastraba en el aire. Saber eso facilitaría su búsqueda, aunque no gano nada con engañarme.

Ahora sé lo que debí hacer en vez de contarle todo. Debí seguir con la conversación, era un día soleado y estábamos frente al mar. No había pasto más verde en la escarpada; No había llanto más solemne que su mirada. La verdad muchas veces se viste con los atuendos más ridículos y no la podemos reconocer por incrédulos y escépticos. Aquella vez que la vi partir era una de esas. Pero la comprendo, resultaría imposible creerme.
Estos ojos que no son mios la vieron irse un 13 de julio, o bien, aproximadamente 28 horas. Mi espíritu, lo único que realmente poseo, empezó a morir justo el mismo día. No era coincidencia.

¿Qué era lo que se iba con ella? Mi desesperado intento por aferrarme a la vida, a una vida normal. Ahora, la conciencia me palpita, las sombras de la tarde me aprisionan al igual que este cuerpo, la fatiga me seduce a dormir y sigo errante, sin rumbo. Esta vez no, no cerraré los ojos y no entraré en sueño. Por que cada sueño es un viaje y cada viaje una nueva vida que tengo que descubrir y que dejar al anochecer.

Los hechos son los siguientes: He llegado a este cuerpo, de un hombre de apróximadamente 26 años, alto y calvo.. Al parecer ha cometido un delito que aún no he descubierto. He conocido a Mila, que ha sido amiga de este personaje en el que ahora estoy involucrado desde hace unos años, y me he enamorado de ella.
Mis párpados ya no aguantarán por más tiempo; pero sé qué es lo que tengo que hacer así despierte como miembro de una tribu en Australia o como el guitarrista de la banda más influyente de hoy. De aquí en adelante ésta será mi búsqueda.

El anterior fue como un episodio piloto de una serie de ficción (e incluso ciencia ficción) que pretende recrear la historia del hombre de los mil nombres. Famoso en tanto a que su condición era muy particular y misterioso por la incertidumbre de los hechos. Se decía de él en ciertas webs de noticias y se debatía su existencia en foros de discusión.
El hombre de los mil nombres era sólo sustancia, ya que cada vez que despertaba se veía dentro de otro cuerpo. Nadie nunca ha sabido lo que le sucedía a la persona que se veía ultrajada, sin embargo varios hospitales atestiguaron y dieron cuenta de numerosos casos de pérdida de memoria en pacientes con síntomas de convulsión. Uno de los mitos más sobresalientes de las últimas décadas.

viernes, 5 de junio de 2009

Video de la semana - Titulos del festival OFFF 2009

0 burbujas y comentarios!!

Este es un vídeo minimalista con temática futurista realizado por la productora Prologue para el evento OFFF (un festival de artistas digitales) de este año.

El director es Ilya Abulhanov y la música ésta a cargo del alemán Hecq. Impresionante, uno queda con ganas de saber más acerca de ese paisaje.

lunes, 1 de junio de 2009

Una pequeña balsa

0 burbujas y comentarios!!
El anciano en el rio,
Sostuvo su vieja caña de pescar.
Todo ya se le ha ido
Conserva su pipa de fumar.
Pero Familia, amigos;
Ya no hay por quien rezar.
En su mirada encerrados
Recuerdos que no quieren escapar.
Y que prefieren salir a charlar.

Cuelgo la primera estrofa de una canción que estoy escribiendo. Ahora, de vuelta a estudiar para semiótica que ya es lo último y se acaba el semestre.

domingo, 31 de mayo de 2009

Encuentro surrealista con la tarde

0 burbujas y comentarios!!
Fue por costumbre que abandonó su espacio, se levantó de su silla, para dejarla descansar. Con su dedo índice trazó un rectángulo en el techo; un agujero por el que se veían las nubes delgadas de un sábado en la tarde. Tomó su taza y le amarró un hilo. Después, con la delicadeza que le consedían sus delgados dedos de madera, le vertió café descafeinado, ligero, que la hizo levitar y salir hacia el cielo, como un globo lleno de helio. Las arrugas en su rostro marcaban las seis de la tarde. La paloma ya se había tardado en traer el azúcar y una ramita de olivo para refrescar el café. El piso era de mármol blanquísimo como papel higiénico, frágil como papel higiénico barato y aséptico como papel higiénico nuevo. En él se reflejaban sus pestañas y las diminutas orugas que tejían su capullo en ellas. A veces esto le impedía ver bien. Y a menudo, por el sonido que hacían al tejer, parecido al de un tren arrojado a un precipicio, tambien le era imposible escuchar otra cosa.
Un chasqueo de los dedos, un golpe con la punta del zapato al suelo, una sacudida de bigote, un leve aire caliente por las orejas, un goteo continuo en las escaleras, un tic y un tac y dieron las siete de la tarde. Sucedió a las siete con uno. Un cubo de azúcar salpicó amargas gotas de aserrín mientras caía a las profundidades de la tasa, se desbarató a medida que era consumida por el café y endulzó el paladar amargó de un catador de vinos en Dinamarca que despreciaba las maneras modernas para prepar bebidas, como el exprés italiano o la máquina de refrescos en Mc Donalds por la abundancia de burbujas que producían.
La paloma zumbó mientras cortaba las delgadas nubes de la tarde; y éstas cayeron hechas añicos sobre la húmilde morada de alguien que tenía por costumbre abandonar su espacio y levantarse de su silla, para dejarla descansar...

viernes, 29 de mayo de 2009

A veces se nos nubla la vista

0 burbujas y comentarios!!
La naturaleza de los fenómenos del universo corresponde a cuestiones científicas. Sólo podemos quedarnos con las consecuencias de todo el entramado de sucesos que nos destrozan un día o bien, nos ayudan. Aunque son pocas las ocasiones en que la casualidad (si lo queremos llamar de una forma, aunque sea la más ingenua de todas), nos conduce hacía destinos favorables.

Un ejemplo sería aquella señora ama de casa que al estar cocinando, su pequeña de cinco años que veía la tele se distrae en los anuncios y ve al carrito de los helados pasar por la ventana. La pequeña en su deseo de embarrarse el mentón de una fría capa de manteca endulzada, abre la puerta dejando salir a Fifi, el perrito terrier de la familia. La mamá, como es natural, se asusta cuando siente aquella brisa caliente de mayo y ve a su hija encaminada a lo que para ella sería un posible y atormentador encuentro con la calle.
Toma a la niña y con ese mismo movimiento cierra la puerta dejando al pobre perrito a su suerte. Pasan unas horas y se cansa de esperar en el rellano de la puerta principal, por lo que decide incursionar por el barrio para defecar. Tiempo después la familia encuentra a Fifi, pero el residuo fecal sigue decorando una banqueta de la gran urbe.
Y lo demás está de más, todo mundo sabe que los zapatos tienden a embarrarse de esas cosas, y así sucedió con unos Florsheim nuevos, encargados de Italia, de piel de avestruz y cordones de lino. Obviamente el portador de aquél ostentoso calzado no tenía idea de la programación de la tele, ni del horario de cocina de la madre, ni del antojo de la chiquilla, ni del perrito terrier olvidado. Él sólo fue víctima de aquél desastre fenomenológico.
Pasamos por una calle y vemos un accidente, uno nunca se imagina qué llevó al conductor a cometer un volantazo hacía el carril opuesto. Quizá la persona al pisar el excremento se fue para atrás del susto y la persona que conducía el coche, con miedo de que cayera al pavimento y lo arrollara, dio aquél inesperado movimiento. Lo que sucede fue que el conductor está ahora en el hospital, es un chavo de apenas 18 años que acababa sus estudios en la preparatoria. La noticia llegó a oídos de la chava que estuvo pretendiendo desde segundo semestre y que al darse cuenta de la fragilidad humana ha caído en cuenta de que realmente lo ama y decide pasar las tardes con él, acompañándolo en su enyesada desdicha. ¡Caray! Esa niña sí que es una Cupido.

Uno no puede ver como están acomodadas las fichas; uno no puede ver como están colgadas las piezas de la delgada línea del destino; ni podemos ver hacia donde conducirán nuestras pisadas, nuestro abrir y cerrar de puertas, los tropiezos y los estornudos. No podemos verlo por que a veces se nos nubla la vista y estamos a tientas, y parecemos borrachos o bien enamorados. Y es ahí cuando sacudimos el tablero y arruinamos la jugada, nos recargamos en el hilo y arrojamos las piezas a otra suerte. La naturaleza del universo material es una cuestión científica, y tendríamos que ser hombres y mujeres de ciencias para entenderla y ser magos para poder controlarla, entonces ¿qué podemos esperar después?

miércoles, 20 de mayo de 2009

Les Saltimbanques at the Races

3 burbujas y comentarios!!

Hoy parece ser la mejor opción.

Parece pero no es.

hoy todo parece….pero no es.

 

Tantas ganas de dormir como cuando pasas toda la tarde llorando y duermes llorando…

Pero como no fue en realidad lo que paso, no merecía/merezco dormir con tanta tranquilidad y entonces no lo hice/haré/hago?. Que sigan las ganas.

 

Los tiempos de mis enunciados están mal, mal como mis sentimientos que vienen y van, porque no se ponen de acuerdo en lo que sentí/sentía/ sentiré…

Y como siempre es su problema y no mío –sólo para recalcar y/o aclarar – además de que no me importa porque si quiero participar sólo resulto ignorada , entonces decido por investigar sobre pintores surrealistas que parecen realistas….mientras lo demás se hace bolas y nudos o cualquier otra cosa que es fácil de desenredar pero por simple flojera no lo hacemos.

Entonces bien…. A Ensor lo conocí hoy porque leí su nombre en algún lado y esa es toda mi excusa; No, no es día de muertos, pero el lo hace parecer interminable en algunas de sus pinturas o al menos me imagino que le hubiera gustado mucho pasar el otoño en México (pero a quien no le pueden gustar esas fechas J ), bueno si me entere que hasta el mono este es citado en  “ La Noche de Halloween” supongamos que es por algo… que aun no encuentro J.

 

“…A veces, os moríais escupiendo contra las estrellas y vuestros esputos de desprecio constelaban el firmamento de los pintores de entonces..." –James Ensor-

martes, 5 de mayo de 2009

Monstruo por día

3 burbujas y comentarios!!

La semana pasada se contagió de influenza y así como empezó se acabó. O al menos así lo sentimos aquellos que estabamos estudiando en el colegio y de pronto nos sacaron a patadas por que las actividades académicas y mucho más penoso algunas laborales, habían sido suspendidas hasta dentro de dos semanas.
Pasó que lo que comenzó en nuestro gran tirón de tierra que es América, y en un plano más próximo México, se ha esparcido rápidamente hasta los continentes vecinos, lo que ha provocado que nos vean como bichos raros o como los portadores de está enfermedad.

Las cosas están muy confusas aquí y lo único de lo que podemos estar seguros esque tenemos una semana extra por disposición oficial de cuarentena.

Entonces para todos aquellos que estamos guardados en la casa, llegan los monstruos para colorear, uno por día durante esta semana.
En las entradas anteriores están los monstruos correspondientes a Lunes y Martes.
Nos vemos mañana, saludos!

Monster #2 - Kivi

0 burbujas y comentarios!!

Kivi
Originally uploaded by the Red Lamb
La mayor diferencia entre un Kivi y un Kiwi son sus habitos alimenticios. Muchos ornitologos han negado la existencia de éste peculiar hermano del querido pájaro Kiwi. Esto se debe quizá a que incluso el explorador mas aventurado que se haya internado en la jungla para ir en su búsqueda, haya sufrido una instantanea muerte.

Sólo un pintor austriaco, Weiss Hammer, pudo capturar su raro pico lleno de filosos dientes y su larga lengua, justo antes de ser atacado por uno.
La leyenda cuenta que tuvo que permanecer días enteros en la misma posición con su caballete puesto y las pinturas preparadas para cuando el pájaro decidiera salir. Para esto se entrenó en el lejano oriente y tomó cursos de autogenia que le ayudarían a controlar su metabolismo para completar su hazaña.
El cuadro se encontró junto a su cádaver. En la versión para colorear he omitido las marcas de sangre para que sea apto para todo el público.

Monstruo #1 - Totoloco

0 burbujas y comentarios!!

Totoloco
Originally uploaded by the Red Lamb
Un extraño mutante salido de una fabrica de frituras. Los deshechos de una nueva linea de totopos que salieron del mercado por estar contaminados de sustancias toxicas, desaguaron en un estanque donde vivían diversas especies de anfibios.

Debido a la mutación desarrolló una fijación por los totopos y sus sentidos se han desarrollado con el fin de obtenerlos.
Cada vez que comas totopos recuerda que Totoloco estará al acecho.

domingo, 3 de mayo de 2009

Eran para caerse

0 burbujas y comentarios!!
En esos días, que ya nos cuelgan
de la parte interna del brazo,
y como trastos de ropavejero
algunos caen y otros se aferran,
cargábamos un kilo de kriptonita,
pero eso no nos impidió volar
ni con plástico pintado charlar.

Las distancias se extendieron
los peldaños se elevaron
todo era inalcanzable
y nosotros incansables.

Mejor era el dia de lluvia
que la siniestra luna llena
de noches quejumbrosas
del susto por cada esquina
y por pícaros e ingenuos
resulta casi imposible de creer
que ahora no paremos de caer

Sucede que ahora
las pláticas de adultos
son cosa de niños
y esos días pasados
nos han visto la cara

nos han traicionado
cuando de imprevisto
nos cogió la mueca
de tragedia griega,
/por que
aquella eterna sonrisa
se cansó de reír con las niñas
o el cochecito de fantasías,
que aún sin gasolina
corría en los mejores circuitos,
de repente ya no arrancó
y ni con empujarlo avanzó.

un, dos, tres por la niña
que está detrás de los tacones
que se rompen
de los bonitos ojos enmarcados
que se escurren
pidós por los escuincles traviesos
que se esconden tras una billetera
repleta de entrecejos fruncidos,
alquiler, colegio, gastos menores
y un billete de dos dolares
para la suerte

"Me acuerdo"... decimos
que había mundo de sobra
e incluso un poco más
pero no está en mi memoria
el momento en que mandamos
a la cama a esos días pasados
¿les contamos una historia antes de dormir?
/ ¿para dejarlos soñando y así poder huir?
Parece que abren los ojitos
pero solo cuentan borreguitos

Esos días,
eran para caerse
pero quizá,
teníamos el cuello mas fuerte
para ver arriba y de frente.

-J.L.A.M

Saludos a todos! Ya pronto regresamos a la normalidad... uuuuuh (escalofríos) Mientras tanto que no les abrume la cuarentena.

lunes, 23 de marzo de 2009

“- Del piso no pasas.”

3 burbujas y comentarios!!


 

Nuestro protagonista decía:

 

Hoy me concentre en contarte cosas buenas de mi. Fallé.

En no llorar al hablarte de mí.

En no deprimirte/me, si es que te importa lo que te cuente.

En no hacerte dudar de mí.

 

La confianza no es algo que se gana,

Es algo que se otorga.

La gente en la que confías no le es útil el hecho de que confíes en ella.

Tu ganas la tranquilidad de saber que puedes confiar en ella…

aun cuando esta confianza no sea verdadera,

Ud. NECESITA confiar en alguien, y no viceversa.

 

 

A nuestro protagonista no le gusto su dialogo.

domingo, 22 de marzo de 2009

¿Te he dicho que si fuera un árbol, seria una palmera?

4 burbujas y comentarios!!
Pensado sin poner atención (a lo que pensaba) , sólo absorbía las palabras que el conductor decía, cosas que le platicaba a mi mamá en el asiento de copiloto... 
y yo veía la ciudad... me concentraba en no sentir la resaca y veía osos comiendo zanahorias en el cielo
Absorbía palabras, hasta que llego la platica a una parte de opciones "-Tienes las opciones.."
Dijo eso o no, o pareció que lo dijo...
y (con eso) me basto para malviajarme y/o entreterme todo el camino al aeropuerto...con eso que me encanta pensar que hablo con otra persona cuando estoy "sola"

...tienes opciones, todo es cuestión de posibilidades, puedes decir no elegir , la idea esta en saber que tienes las opciones...??
El joven tiene que admitir que aun cuando se este ahogando se pone a escoger los salvavidas que le lanzan...
esas donitas flotando en el agua de muchos colores,
es bonito ver como se da el tiempo para decidir cual le gusta más,cual de ellas le salvara la vida, se da tiempo para pedir, para medir, para ahogarse un rato más...

el poder elegir ... hacer o no
escoger a las personas, situaciones, y así fue.
Creí entender la vida por unos 4 segundos. Y me encantó.


-¿que tiene?
-nada....... se cansa de fingir y llora.
-Ok.

martes, 17 de marzo de 2009

Un ramo de rosas en el asiento trasero

1 burbujas y comentarios!!
La niña del semáforo entregaba un ramo de rosas al señor del carro amarillo huevo. Un pétalo se desprendió y cayó en el pavimento. Los carros pasaron y el viento elevó el pequeño huerfano hasta entrar por la ventanilla de un taxi. En el viajaba una señora joven que revisaba su agenda: el cumpleaños de una amigo de su hijo de siete años, la próxima semana tenía una entrevista con unos clientes, y el día siguiente tenía que ver a su ex-márido; eso le agobió y cerró la libreta de golpe, y de igual forma encerró entre sus páginas el pétalo de rosa que se había caído suavemente sobre el veinte de marzo.
El señor del carro amarillo huevo dejó el ramo de rosas en el asiento trasero del coche, éstas esperaban mientras el coche se mantenía en silencio, sólo se escuchaba y si acaso alguna de sus hojas lograba atisbar por la ventanilla al señor pasearse inquieto hasta la puerta principal de una casa, donde unos minutos despues salió una mujer que parecía haber perdido testigos. Despues de escudriñar los alrededores se metieron a la casa rápidamente.
Fue como todas las demás fiestas, un salón alquilado dónde un payaso entretenía a los niños y botanas a los padres que gozaban de un momento de sociedad que la paternidad y maternidad les podía dar. Era como matar dos pájaros de un tiro, desde que comenzó a trabajar, la señora joven que iba de pasajera en el taxi no había podido combinar el trabajo, su rol de madre y su circulo social. Esas fiestas eran la excusa perfecta, pero ese día no estaba de humor, sólo pensaba en el día de mañana, 20 de marzo, en el que vería despues de un par de meses a su ex-márido.
Todo pasó tan deprisa que sentía que no tuvo el tiempo para discutirse las razones, las causas de sus separación. Pero cuando recapacitó, los berrinches infantiles parecían tener más sentido que la situación en la que vivieron. Quizá un petálo seguía encerrado en su corazón, quizá una semilla esperando brotar.
En el sillón de la sala fue donde descansaron besos y caricias, deseos prohibidos y miradas complices. Era lo más accesible, no había tiempo para subir las escaleras, entrar al cuarto y destender la cama. El hombre del carro amarillo escuchó el coche del esposo de su amante y fue como una alarma para ambos. Salió por una ventana y corrió a su coche que estaba estacionado frente a la casa del vecino. Eran las ocho de la noche, era tarde, pero tenía las rosas, seguramente ese sería el pretexto perfecto, quedaría como un héroe, incluso tal vez (imagino) podría terminar con su esposa lo que empezó en la casa que acababa de dejar, los brazos que le seguían cubriendo la cabeza.
El día, la hora marcada llegó y la visita no fue del todo mal. Ellos hablaban sobre la escuela de su hija, sus planes, cosas de adultos, pero sus miradas trataban aspectos más sofisticados. Sus ojos fueron arqueólogos, descubriendo restos de una civilización antigua que aún tenía resonancia en su respiración, su palpitación, sus manos temblorosas, etc. La señora joven que viajaba en el taxi se levantó de la mesa para dejar la casa, se despidió de su ex-esposo, y él se despidió de su ex-esposa... quizá ambos se despedían de lo que ahora significaban para recuperar lo que eran en un pasado. Él cerró la puerta y levantó las tazas en las que se habían servido café, pero junto a una estaba la agenda de ella, no era nada extraño pues siempre fue muy desconcentrada.
Trató de evitarlo, pero no resistió y sus dedos se deslizaron por las páginas hasta el día de hoy, 20 de Marzo, donde alcanzaron a palpar un pétalo de rosa que aún le teñía un dejo de vida.

No hace falta decir que ambos, tanto el señor del carro amarillo huevo como el ex-esposo de la joven señora que viajaba en un taxi llegaron corriendo, uno a con su esposa, otro a con su ex-esposa. La diferencia radica en que uno recibió una cachetada y otro un abrazo, un beso, una mirada, un pétalo del alma.
2 burbujas y comentarios!!
Haz intentado decir una cosa de mil manera diferentes para ver cuál suena más bonito?, más profundo? menos tú?

Holgazaneábamos como cualquier día, 
y como cualquier día esperábamos a que llegara el fin de semana para poder llorar a gusto, suponiendo que ese cualquier día no fuera un  fin de semana, o en todo caso se siente como todo menos como uno....así que de cualquier forma esperarías.
Es algo parecido a "¿Por qué no  llueve entre semana, y el fin sí, cuando lo esperas para ir a la playa... o salir de la ciudad... o cuando es cuando menos quieres que llueva?" una vez me lo explicaron en un programa de NATGEO; es sobre la contaminación que se crea en toda la semana....por eso llueve los sábados.
Es algo como eso o pretende serlo, 
a veces nos llegan ángeles a pedradas para que no podamos ignorarlos  haciendo burbujas que llevamos masticando desde la primera clase, o soplandonos el cabello de la cara, o escribiendo tonterías para distraernos un rato y no escucharnos por dentro.

Cuando no los ignoras es cuando lloras, pero eso no es lo que importa, si no que ya sabes que llego el fin de semana.

lunes, 9 de marzo de 2009

La ventana

3 burbujas y comentarios!!
Todas las mañanas me asomo a la ventana para ver qué hay de nuevo. Al no ver nada, ninguna variación, me regreso a mí mismo. A veces pienso en el exterior como una plana de periódico; ninguna noticia significa buena noticia.

Es el día número diez mil quinientos doce de mi sentencia. Todos los días espero una carta tuya por los barrotes y hasta ahora no la he visto; la forma en que no sé qué es del mundo desde que entré aquí es cruel.

La verdad es que veo los barrotes, todas las mañanas, por la ventana, para ver si el mundo no se ha acabado; ¿es un crimen hacerlo?

domingo, 8 de marzo de 2009

AER

1 burbujas y comentarios!!
Arte es resistencia.
Tú tienes una voz
¿Cómo vas a usarla?
Arte es acción sin violencia.
Arte cambia corazones sin romper cuerpos.
Tú puedes actuar.

miércoles, 25 de febrero de 2009

Una corta historia sobre autobuses

2 burbujas y comentarios!!
Me gusta tomar el autobus, uno aprende muchas cosas. Por ejemplo, acabo de perder las llaves de mi auto y tengo que usar de este servicio otra vez, sin embargo ahora es diferente de cuando lo usaba por gusto, ahora me siento derrotado. Alguna fuerza externa a mí me ha vencido y cojea mi fe y esperanza en todo lo que creía, bueno, no en todo, aún creo en los Bevi y cosas sin importancia.



Total el caso es que todo esto es mera (realidad) introducción para una historia que le paso a.... a... mmmm, al primo de un amigo del hermano de la novia de un vecino del compañero que se sentaba a un lado en la escuela de un amigo del cuñado de mi tia, hace mucho tiempo cuando ella tenía como veinte años y la historia era por lo menos diez años más vieja que ella y lo había leído de un diario que había encontrado en la habitación del novio de su hermana unos días despues de que ella le arrojará agua de jamaica en la cara, cuando el gritó como desesperado y la echó de su vida, mientras ella iba a pedirle perdón por lo ocurrido y por lo inconstante que era su carácter y un día antes de la despedida de soltero de un amigo de su escuela. Pero bueno, para no alargar tanto las cosas esta es la historia:
Caminé hasta cansarme media avenida carranza, la que sale del centro y se estira hasta el deportivo donde iba a encontrarme con Adriana. Una chica linda, despeinada y con los ojos negros tan grandes que te perdías en ellos. Jugaba tenis y era señorita 10 en mi clase de física, pero lo que les contaré es acerca del tipo que tenía justo delante de mi en la parada de autobus. Era un señor grande con una camisa que hacía uso te todos y cada uno de los botones, incluso de los chiquititos que sostienen las puntas del cuello. Su cabello era canoso y relamido con gel barato (esto lo digo por que estaba tieso y se le despuntaba uno que otro mechón). Era de esas personas con la frente adelantada que le sombrea los ojos cuando está en el centro del cielo. Llegó el autobus, y me fui.
Todos los días a la misma hora, estaba ahí sentado ese mismo señor sin hacer o decir nada. A los cinco días me quedé un buen rato junto a él, esperando su mismo camión. Nunca llegó. pasaron todas las rutas y él nunca se movió, incluso daba la sensación de que no pestañaba, pero sí que lo hacía.
-¿espera algún camión?
-no, sólo espero.
-pero, ¿qué más puede esperar en una parada de autobus? -le volví a preguntar.
-jovensito, los camiones guardan mucha sabiduría en ellos, he aprendido mucho de sólo verlos más de lo que obtuve al subirme.
Ahora sí lo daba por loco y me ajustaba mi mochila al hombro y voltee a ver hacia ambos lados de la calle, no había señales de un camión, pero aún no era tarde. Entonces fue cuando lo sentí, la curiosidad no me dejaba tranquilo.
-pero, ¿qué es eso que puede aprender?
Él giró la cabeza por primera vez en nuestra conversación, con una sonrisa escondía todo un cosmos de secretos. -Debes prometer guardar la sabiduría del camión. Me ha costado largas horas de espera, días de meditación y ascetismo urbano.
Entendí de lo que me dijo, lo de largas horas de espera por que lo había visto, pero en fin, terminé aceptando.
- Verás, ¿qué quieres aprender de la vida?, todo te lo dice el camión. El amor seguramente. El amor es como un camión, nunca sabes cuando se va a pasar por tu parada, pero eres conciente de que algún momento lo tendrá que hacer... y lo esperas... lo esperas tanto que piensas que todas las personas nacen sólo para esperarlo. -su mirada se enganchó en alguna imagen que sólo él podía ver, pero yo tambien podía sentir.

Ese día no dijo nada más, pero volví al siguiente y me llamó "mi pequeño discipulo de las verdades del camión", esta vez habló de lo social, de la vida misma: el tiempo pasa esperando a que nos llegue el momento de tomar el camión y partir a rutas desconocidas. Otro día me comentó sobre el fracaso y el triunfo: uno se puede dormir en el camión, he visto gente que se baja apurada pidiendo rápidas indicaciones para volverse al camino que dejó pasar. ¿no es lo que nos pasa muchas veces? Pero no hay que dejarse vencer, hay que subir de nuevo al camión y retomar el rumbo.
Cada vez que lo dejaba, el camión al que me subía lo sentía extrañamente familiar, como cuando ves un libro pensando "qué me querrá contar". Lo llegué a ver de una forma diferente de la que nunca le había visto. Quería ver más allá, ver como veía él, pero no lo lograba por que según el: "es imposible dentro, tienes que estar afuera, adentro te absorbe la gente y el escandalo, es igual como en la vida social, muchas veces te abruma.
Lo mio con Adriana nunca paso de ser una amistad, quizá ella no subía al mismo camión que yo, quizá seguía esperando. Ese fue el día de mi iluminación y estaba a punto de compartirla con mi amigo cuando encontré a otra persona en su lugar. Llevaba uniforme blanco y una chamarra encima.
Cuando me le quedé mirando intrigado se volvió a mí y me preguntó si me llamaba Bernardo, como en efecto me llamo.
-Toma -me dió una hoja doblada- ayer un anciano intentó cruzar la calle y un camión lo arroyó, en la ambulancia vocífero algunas cosas que están apuntadas en la hoja, tambien él como podía dártela.
Terminó de decir eso y se fue, aunque yo percibí una mirada segundos antes de su partida. La mia se estaba despidiendo de una lágrima y estaba prendida en la carta:

"Estaba del otro lado de la calle mi joven discipulo, la mujer más hermosa que había visto. Esta será tu última lección y tambien un deseo: ójala el amor no llegue o se vaya de esta forma a tu vida".

Como siempre, la lluvia, compañera de grandes decepciones y frío consuelo del desamparado no tardó en llegar, lo que sí tardó fue el camión que aunque había un letrero indicando que pasaba cada quince minutos, al final de cuentas "eso es en teoría, pero el camión pasa cuando se le da la gana", como habría dicho él.

Más tarde me enteré de quién era la mujer al otro lado de la calle, pero eso es otra historia.

lunes, 23 de febrero de 2009

Pezenlacabeza en vídeo!

1 burbujas y comentarios!!
Desde hace un año más o menos que Pezenlacabeza utilizó "la pluma y el papel" para presentar historias e ideas bizarras, pero ahora tambien toma la cámara y se lanza a la aventura de vídeos con su canal en Youtube. He puesto un vídeo que ni siquiera tenía pensado poner como vídeo inaugural, pero surgió y ahí está. Espero que se diviertan.

La descripción que aparece en el vídeo:
Estaba trabajando en otra cosa cuando me fije que el video podía empatar con la canción de Jose Luis Perales. Espero que lo disfruten, pronto lo subiré con mayor resolución.Nota: olvidé poner los créditos al final.Baterías: Carlos C. Y Fredeck S.Los juguetes corresponden al vocal y guitarrista de ACDC. Todo lo demás corre a cuenta de Pezenlacabeza.




sábado, 31 de enero de 2009

Sunlight

0 burbujas y comentarios!!
Despierto con la luz del Sol, pero no la de mi mente. Pienso que es imposible dejar de pensar en eso --shake it off, as they say-- cuando mi mamá ha cerrado las persianas de la casa para mantener la claridad fuera de mi vista; "es para tu bien" --dijo ella-- pero yo no lo siento.

viernes, 30 de enero de 2009

En este lado del mundo.. segundo mago.

1 burbujas y comentarios!!
En este lado del mundo nacen bebés, dicen qu en cada instante. Un segundo equivale a una nueva vida dispuesta a recibir todos los presentes que le llegan a sus sentidos. En este lado del mundo unos gritan por haber nacido y en el otro extremo gritan mientras mueren. O ya gritaron y sólo nos llegan los susurros que naufragaron perdiendose en la marea.
Y es del otro lado el que nos ocupa esta mañaná gélida del año más caliente, 2020. Algunos dicen que fue una bomba, otros que fueron muchas y muchos más dirían, si pudieran, que fueron demasiadas. El caso está en que en aquellas verdes tierras dónde en tiempos remotos profetas, sabíos y poetas cantaron bellas palabras, instrumentos mágicos; ahora, un terreno árido cubierto de apesadumbrados escombros arquitectónicos y bellas plazas teñidas de grana, como un lienzo olvidado en un ático, polvoriento y descolorido han usurpado su lugar.
Los insectos han proclamado suyo todo el paisaje y no necesitaron iniciar una conquista, un estratagema o plan de ataque. Todo estuvo acomodado para que el mundo acabará para ellos.
Pero se pasea tambien una silueta que ondula en la caliente lejanía. Turbante, morral, huarache y una barba que lleva toda una vida cultivándose.
Con un bastón traspasa el duro cáscaron de una cucaracha y se la lleva a la boca. El extraño líquido verde escurre por unos labios secos como ladrillo y engrietados tambien como los ladrillos rotos coleccionistas de balas y metal. La coraza le llaga las encías pero crujen entre sus dientes que van cambiando día con día a un color mohoso como de muerte.
Cada mañana, y cada vez que se despide del sol se pregunta lo mismo ¿estaré solo, será el fin de todo lo conocido? Pero todavía tiene consigo su herencia, las palabras. Pero no son palabras cualquiera. No significan nada para los hombres, son el lenguaje del mundo, son magía.
Las diminutas garras del viento, fragmentos de tierra y arena se estrellan contra su piel y en el horizonte nota la espesura de una tormenta de arena. Cierra los ojos, es lo mismo todos los días...
Despide con su boca apenas un sonido, aire suavemente adornado: "Varsik", y desaparece.

jueves, 29 de enero de 2009

video / Her morning elegance

1 burbujas y comentarios!!

Es de los videos más ingeniosos que he visto, corresponde al cantautor y escritor Israelí Oren Lavie. Disfrútenlo.

viernes, 23 de enero de 2009

Bajo el candil del mago..

0 burbujas y comentarios!!
Pocas cosas se hablan de los magos que habitan los despeñaderos blancos de la isla de Buyan. Se habla de ellos en muchos pueblos que habitan poblados casi deshabitados por todo el viejo mundo, y eso es por que no fue hace mucho que salieron de la isla para hacer de una montaña lejana su nuevo hogar. Muchas de esas pocas cosas que se dicen de ellos son mentira, invenciones de señoras hartas de que el niño esté chillando o de ancianos que miran demasiado el amanecer. Pero una cosa es cierta, los magos de antes no son los mismos que ahora.
Diciendo de un linaje antiguo que habito las cordilleras calizas de ese remoto paraje que desaparece de la vista y reaparece de vez en cuando, todo el lugar es magia latiendo.

Cruzábamos el bosque casi entrando el atardecer. Nos dirigíamos a la zona más densa, donde las copas de los árboles se elevan hasta interponerse con el vuelo de las aves y la luz del sol. Las barbas de mi mentor se arrastraban por el suelo recolectando hojas secas que unos cuantos pasos adelante terminaban rota. Como de costumbre yo hacia el recorrido detrás de él y notaba como las ardillas jugueteaban con su bata dando pequeños saltitos para prenderse de ella.
Esa vez yo estaba en silencio, pero en mi dimensión interna había tanto ruido que no dejaban concentrarme.
Se supone que ese es el día más feliz de un mago, pero de un aprendiz de mago siempre es un momento crucial.
Cuando por fin cruzamos la penumbra, donde sólo podía seguir a mi maestro por su ronca respiración y su andar entre la maleza; llegamos a la ciénaga.
Nunca antes había contenido tanto la respiración, era el lugar más bello que podía imaginar. Rondaban rumores que el alma de la isla descansaba en ese sitio, por ende el lugar que emanaba más sustancias mágicas.
Sólo un árbol pequeño crecía en medio de la ciénaga, pero alrededor todos eran más bajos y dejaban que la luz del sol remojara sus puntas sobre el agua. Los árboles parecían vociferar algo cuando el viento recorría sus copas, sus hojas cambiaban de colores muy intensos, destellantes, eran como oro puro.
"No puedes tocar éstas aguas, al menos todavía no", me dijo, aunque parecía estar hablando con unos matorrales achocados a sus pies. Luego se volvió y me ofreció una mirada que sólo los magos saben hacer, pero es parecida a la de alguien que sabe que ha llegado la hora de despedirse.
"¿trajiste la mecha, la has fabricado como te dije?", me preguntó, sus grandes lentes le duplicaban el tamaño de sus ojos. "Así es, trencé mis cabellos y lo bañe de la sustancia que me indicó".
Momentos más tarde hizo una reverencia al viento y este le resopló con jubilo, más tarde me confesó que lo había abrazado, que eran buenos amigos, sobre todo el que viene del norte.
El ritual había comenzado. Se adentró en el agua y se hundió mientras caminaba. Recuerdo que esperaba sentado con las piernas arrojadas sobre el pasto mientras contemplaba como el agua burbujeaba como siguiendo un rastro hasta el árbol del centro.
Cuando las burbujas cesaron ascendió el mago frente al árbol y de su morral sacó un fósforo, no era cualquier fósforo, sólo podía ser encendido al hacer contacto con la madera de ese tronco.

Se me ha pasado un detalle importantísimo para continuar mi anécdota, que por cotidiano en mi cultura se me había pasado de largo. Los magos llevan una vela apagada sobre sus cabezas, algunas son muy altas y otras no, mucho depende de la sabiduría, experiencia y edad. No tiene mecha, sólo es obelisco de cera, como un unicornio quizá.
Ahora, contaba que el mago encendió el fósforo al frotarlo con la madera rojiza del árbol, en ese pequeño instante todo se ilumino, por un momento creí que quedaría ciego. Pero justo cuando todo volvió a tener sentido para mi vista, el mago estaba enfrente de mí con el fósforo encendido.

"Ha llegado la hora de que te conviertas en parte de la magia mi joven pupilo". Entonces le entregue mi mecha, como tantas veces había ensayado; para hacerlo más pomposo me incliné y le extendí la mecha con ambas manos y mi vista incrustada en el césped. Oí como se reía de mí, le provocaba gracia o a lo mejor le recordaba sus épocas pasadas de estudiante. Se me hizo eterno pero al final tomó la mecha y la cosechó en la cera con un movimiento de su dedo.

El pasto parecía más verde que de costumbre y los pájaros no dejaban de cantar a la par que seguían con su mirada curiosa la llama bailarina del fósforo a medida que yo lo acercaba a la punta de la mecha que ahora formaba parte de la vela en la cabeza de mi maestro.

Una vez que se encendida la vela no hay vuelta atrás, se renuncia a la vida inmortal y se espera el eterno respiro en una mortal, me sabía esa historia: cuando la llama haya consumido por completo la vela el mago o la maguinia morirán al instante, pero de la primera gota que derrita el fuego de la vida nacerá un nuevo mago.
Y así fue, mi maestro inclinó su cabeza hasta estar frente con frente y una pedazo de cera se hizo como agua y resbaló hasta caer en mi cabeza. Era caliente al principio, luego sentía como una pequeña piedrita a la que le costaba trabajo hallar peso, pero después pude sentir fluir en mis venas algo indescriptible, era la magia.
De ese momento en adelante mi vela crecería conmigo, estaba por mi cuenta, él ya me había enseñado lo suficiente, es por eso que después de que se despidió hizo lo mismo que todos los magos hacen en sus vidas mortales, peregrinan sin rumbo fijo, haciendo el bien o haciendo el mal, sólo ellos saben que hacer con su envidiable poder.
Nuestro envidiable poder, por que en ese instante en el que la gota se adherió a mí me convertí yo también en un mago, que aunque tenía mucho que aprender, sería emocionante.